Inicio / Institucional / Cien años: “Las empresas son la voluntad de la gente que quiere crecer”

Cien años: “Las empresas son la voluntad de la gente que quiere crecer”

Podríamos decir que la historia de UCIM es, en cierta forma, la historia del desarrollo económico e industrial de la provincia.

“El año 1918 es muy importante para la provincia de Mendoza porque gracias a la ley electoral se consagra José Néstor Lencinas como Gobernador y Delfín Álvarez como vice gobernador. Esta época ve el surgimiento de una importante matriz industrial en el ámbito  vitivinícola su comercio e industrialización. La producción frutihortícola y hortícola es muy importante en nuestra provincia gracias a la llegada de los inmigrantes y el impulso que le dan a esta actividad”, explica Gabriela Curi Aznar, magister en historia.

“La provincia va a tener una nueva fisonomía después del terremoto del 20 de marzo de 1861 que hizo que la Mendoza se reconstruyera más hacia el oeste. El centro es surcado por el tranvía y el tren es parte de la modernidad y el progreso”, continúa Curi Aznar.

“El petróleo es parte del progreso en Cacheuta ya había comenzado su explotación en 1886. Mendoza es pionera en la Ley de Aguas, dada por el Gobernador Rufino Ortega, así también como la Ley Laboral de 8 horas”, señala la historiadora.

En ese contexto, la unión de voluntades y el espíritu inquebrantable en función de una permanente vocación de progreso, encarna el ideario de quienes gestaron, un lejano 30 de noviembre de 1918, la Unión Comercial e Industrial de Mendoza.

Dos episodios significativos fueron los detonantes que movilizaron a este grupo de visionarios a conformar la UCIM:

La política ferroviaria provocaba distorsiones y perjuicios a la economía mendocina ya que las tarifas eran gravosas. Ante esa injusticia, los empresarios se unieron en defensa de los intereses locales, logrando luego de arduas gestiones, una solución favorable.

Por otro lado, la creación de Letras de Tesorería en 1919, bajo el gobierno de Lencinas, amenazaba con hacer desaparecer la circulación de moneda nacional en la provincia. Muchas fueron las gestiones. 5 años después en una Asamblea General de Socios resolvió por aclamación, que el comercio rechazara en sus transacciones con las Letras de Tesorería. Esta resolución fue cumplida sin discrepancia y poco después el gobierno retiraba de circulación la peculiar moneda.

Este fue el comienzo de su historia por la defensa de los intereses de los empresarios Mendocinos.

Desde noviembre de 1919, la UCIM puso en circulación su publicación Comercio e industria con el objetivo de servir a los intereses de estos sectores de la economía provincial.

La reciente organización advertía la imperiosa necesidad de cambiar formas administrativas, modificar legislaciones anacrónicas, destruir preconceptos, agilizar procesos, impulsar obras de infraestructura que apoyará el esfuerzo privado.

Podríamos decir que la historia de UCIM es en cierta forma la historia del desarrollo económico e industrial de la provincia.

Entre los hechos más destacados en los que participó UCIM se cuentan la gestión y realización de la primera Fiesta de la Vendimia, en 1936 o en el nacimiento de la Universidad Nacional de Cuyo que constituyó también un hondo anhelo de la organización preocupada por la necesidad de contar con estructuras de nivel universitario capaces de formar cultural, técnica y científicamente a la juventud mendocina.

De gran significación fueron las gestiones encaminadas a posibilitar en Mendoza la exploración, la explotación y la industrialización del petróleo, la elaboración de instrumentos para el desarrollo turístico, el fomento de la horticultura y la olivicultura entre muchas otras.

El 20 de diciembre de 1950 tuvo lugar el acto inaugural de la nueva sede social. Al respecto el presidente de la organización durante los años 1984 y 1992 Pablo Verzini: “La UCIM debe contribuir a unir al empresariado y la forma de unirlos, en ese momento, era tener en donde recibirlos, donde hablar, donde tener ese diálogo que necesitamos tanto los argentinos para entendernos, hoy y siempre”.

Durante las décadas de los 60 y 70 se produjeron importantísimos hitos que marcaron la historia de la entidad y la realidad provincial. Nace la Cooperativa de Crédito de UCIM que poco tiempo después se transformaría en el banco BUCI, creado en 1966. “La idea de apoyar la creación del Banco, que fue el periodo de esplendor de UCIM, era muy importante porque nos auto apoyábamos y no teníamos que pedir a terceros”, agregó Verzini.

“En un momento dado comprendimos que teníamos que darle a Mendoza la oportunidad de relacionarnos más con otras provincias y el exterior, por ejemplo Chile y otros países a los cuales debíamos exportar productos que Mendoza necesitaba exportar”, dijo Verzini, en relación a la Primera Feria Internacional Aconcagua que se realizó en 1978. El evento inédito por sus características en la provincia, alcanzó un significativo reconocimiento en el ámbito regional. Fue visitada por una enorme cantidad de público en cada edición y se repitió hasta el 2008

Otros logros

En esa época también se crea la Fundación de UCIM que ayudó a estudiantes destacados de escasos recursos, al perfeccionamiento y capacitación técnica del personal y en una importante labor cultural proyectada a toda la comunidad.

En 1971, se crea el Departamento Médico para Empresarios y Ejecutivos (DEME), cristalizándose así un largo anhelo de la entidad que ofrecía un completo servicio de prestaciones, bajo la forma de un sistema previsional de salud, diseñado para atender los requerimientos del empresario y su grupo familiar.

En setiembre de 1972 se crea la Obra Social de Ejecutivos y del Personal de Dirección de Empresas.

“Las entidades empresarias muestran a la población de un país la fuerza que puede llegar a tener el comercio,  la industria y todas las actividades. Y es muy importante en Mendoza que la UCIM se destacara y hacer ver que es posible influir por políticas de gobiernos mejores, porque la gente comprenda que sin empresas no hay economía y no hay países y las empresas son en realidad, la voluntad de la gente que quiere crecer Y ese es el pensamiento que tenemos que tener en la Argentina. Hay que crecer” finalizó Verzini.

De cara al siglo XXI

Junto a los vaivenes de la economía argentina, la UCIM sufrió también graves pérdidas que con tanto esfuerzo se había conformado para beneficio de los mendocinos en general.

Tras varios años de trabajo de personas que supieron enfrentar en soledad los malos momentos y luchar contra el desinterés general en acciones gremiales que parecen caracterizar el siglo XXI, la UCIM emerge esperanzada y convencida de que la formación y la generación de espacios de encuentro son factores necesarios para la construcción social UCIM es a la vez una entidad de primer y segundo grado. Posee socios empresarios y representa a cámaras sectoriales y territoriales con quienes aborda los  problemas en común y propone soluciones.

Mantiene su departamento de Comercio Exterior , brinda servicios de asesoría a socios y con formatos acordes a la época, continúa capacitando gratuitamente al recurso humano de la provincia que por miles, transitan por la institución.

El trabajo con las cámaras territoriales también tiene un destacado espacio en la agenda de UCIM, dado que son la fuente de interacción y conocimiento de la realidad económica provincia.

También continúa con un plan de acción relacionado con las condiciones impositivas, laborales y el comercio ilegal que afectan al empresariado local, además de las problemáticas que enfrenta la economía regional en cada uno de sus formatos de acuerdo a la zona de Mendoza que se aborde.

La UCIM cree en la cooperación entre en lo público-privado; que se manifiesta en la concurrencia y compromiso con Consejos de Entidades Nacionales, como INTA y CCT, y de las provinciales como ProMza, IDITS, IDC e IDR y consejos como el CPOT.

Su presidente, desde 2011 hasta la actualidad, Daniel Ariosto explicó: “Los 100 años encuentran a la Unión Comercial e Industrial de Mendoza reinventándose y adaptándose a los tiempos que corren”.

“La alianza con la Cámara Argentina de Comercio significa una conexión permanente con la realidad nacional y un apoyo invaluable a la difícil tarea de incidir en políticas públicas”, en relación con la entidad que la representa a nivel nacional”, dijo.

Su mensaje final en este siglo de vida de la institución es: “Muchos fueron los logros alcanzados, muchas las batallas que no se ganaron, seguramente pero desde el compromiso de todos los empresarios que desde hace muchos años trabajamos en UCIM, invitamos a los nuevos, a los jóvenes a sumarse, a continuar esta tarea que tanto nos enorgullece, nos devela y reconforta. Seguimos soñando con empresas exitosas, innovadoras y que tiendan al desarrollo porque ellas traerán éxito, innovación y desarrollo para nuestra sociedad”.

Video institucional 100 años

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *